Estos vinos que aquí les presentamos son lógicamente de bodegas centenarias, en su mayoría  de la denominación de origen calificada  Rioja  pues es una de las denominaciones más antiguas del mundo, estos vinos han sido guardados en nuestra bodega con sumo cariño y esmero, pues son rarezas muy difíciles de encontrar.

Estos vinos cuando se  abren, deben de estar bastante tiempo oxigenándose y si bien no podemos garantizar un vino de tantos años, no es menos cierto que podemos llevarnos una muy grata sorpresa.

Para servirlos utilizaremos un decantador  y unas  copas acordes al vino y al momento que queremos celebrar.

La botella de vino, ni se agita, ni se vuelca, ni se zarandea. Debemos evitar que los posos que pueda tener, o cualquier materia adherida al corcho se mezcle con el vino. Si además la abres frente a invitados, el mimo con el que trates la botella también ayudará a aumentar su expectación ante el “ritual” de apertura.No limpiar la boca de la botella antes de servir

En vinos antiguos, o que han estado en una bodega con polvo y humedad. Además de ser un gesto elegante de cara a tus invitados, evitarás que el vino arrastre cualquier material indeseado en su salida por la boca de la botella.